La coincidencia no existe

tarot

La forma en que se mueve la energía en el tarot es muy importante, la coincidencia no existe. La sincronicidad y entender que no hay coincidencias, sino que existen actos basados en causas y efectos aunque no lo entendamos. El universo no es un montón de cosas desafortunadas o afortunadas que nos van pasando, sino que todo lo que pasa en el universo tiene una morfología, tiene un sentido, basado en muchas situaciones causa-efecto que se ordenan según la sincronicidad y la causalidad.

No hay coincidencias. Entendiendo ésta ley universal, entenderemos que cada vez que te dispones a conocer algo de tí mismo, todo lo que necesitas saber se te revela, y el tarot empieza a funcionar como una herramienta sincrónica, y a través de un estado de causalidad, vas a sacar las cartas según causa-efecto.

El tarot no te va a decir nada que ya no sepas, lo único que hace es ordenarlo en forma de lenguaje óptico y evocativo, para que tu ordenes tu energía, la lleves a la conciencia y la uses en la forma más constructiva.

Para las personas que tenemos unas ideas un poquito diferentes a lo habitual, los seres humanos estamos formando cada día nuestro presente y nuestro futuro, lo que llaman algunas culturas “libre albedrío”, aunque hay ciertos factores que te dirigen hacia un lugar, un destino marcado pero modificable a través de la sincronicidad.

El tarot crea una plataforma de imágenes para que veas parte de tí mismo. No es una herramienta tampoco lúdica. Cuando vemos grandes místicos a lo largo de la historia, han explorado el Tarot, porque manifiesta ciertas formas de comportamiento arquetípico de la que no somos conscientes, por eso es una herramienta de autoconocimiento.

El tarot está dividido en dos grandes grupos. Uno, son los arcanos mayores y otro, los arcanos menores. En los mayores, observamos un lenguaje óptico que representan arquetipos del inconsciente colectivo. Y generalmente, los arcanos menores, representan situaciones, personas, acontecimientos, energías, que pueden estar sintonizados con los arquetipos del inconsciente colectivo. De esta gran división, hay una subdivisión que son los 4 grupos de los arcanos menores: las copas, los oros, las espadas y los bastos o palos. Estos cuatro subgrupos también tienen una representación general. Las copas representan el mundo acuático y las emociones humanas. Los oros representan la materia, el mundo material,el dinero. Las espadas representan el aire, el mundo aéreo del pensamiento. Los bastos, representan el fuego creativo o espiritual del ser humano, y está relacionado con las vocaciones. Esto también sirve para entender la integración del ser humano con la materia, el mundo espiritual, el mundo emocional… En muchas de las tradiciones alquímicas han sido utilizados incluso para simbolizar procesos humanos.

El tarot por tanto, sirve para hacer “alquimia con nosotros mismos”, entender nuestros estados interiores y exteriores, estados en una sincronicidad contínua. Esta multidimensionalidad se tocan continuamente y empiezan a influenciar nuestra vida.

En una lectura de tarot puede por ejemplo, aparecer muchas copas, el mundo acuático, elemento agua. Muy probablemente se puede entender que es porque el consultante está muy centrada en su mundo emocional, o tiene que trabajar con sus copas (sus emociones, su agua interior). A otras personas les puede salir muchas espadas, una persona racional, que se rige por el mundo del pensamiento.

Leer el tarot es algo realmente complicado, precisa mucho análisis y disciplina. Leer correctamente el tarot precisa una práctica contínua y no sólo precisa aprender interpretaciones. Lo complicado es interpretar las cartas adecuadamente en su conjunto. Por eso, el tarotista que lee las cartas, debe proyectar sólo las emociones y cuestiones del consultante, y éste debe elegir al tarotista que conecte con su interior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *